Evo Morales, Politica de Bolivia, Gobierno boliviano, ONG EnlacesBolivia, noticias y política de Bolivia y directorio de empresas bolivianas
La Paz, Lunes 10 de Diciembre de 2018 EnlacesBolivia, noticias

21 de Septiembre de 2018 Visitado 103322 veces

Policías extorsionan entre Bs. 500 y Bs. 2000 en controles de alcoholemia en las madrugadas

Policías de Tránsito encontraron en los controles de alcoholemia el momento perfecto para extorsionar a los conductores que circulan con sus vehículos por las noches y madrugadas. Las coimas, según las denuncias, oscilan entre 500 y 2.000 bolivianos.


Policías extorsionan entre Bs. 500 y Bs. 2000 en controles de alcoholemia en las madrugadas

Policías de Tránsito encontraron en los controles de alcoholemia el momento perfecto para extorsionar a los conductores que circulan con sus vehículos por las noches y madrugadas. Las coimas, según las denuncias, oscilan entre 500 y 2.000 bolivianos, lo que está al margen de cualquier norma.


Hace dos meses, dos efectivos retuvieron a dos personas que regresaban de Río Abajo a la zona Sur, después de haber asistido a una fiesta. “Nos hicieron parar y arrinconar a un costado, le dijeron a mi amigo que negociemos porque de lo contrario iban a retener el auto. Nos pidieron 500 bolivianos. Les dimos”, contó B. M.


Reconoció que en su festejo habían bebido, pero que no estaban ebrios. “Pero el policía no nos hizo la prueba de alcoholemia y directamente nos amenazó con llevarnos a la oficina”.


La Ley 259, de Control al Expendio y Consumo de Bebidas Alcohólicas, es clara. La primera vez que una persona sea sorprendida en estado de ebriedad y al volante será sancionada con la suspensión de su licencia de conducir por un año. En caso de reincidencia, la inhabilitación del permiso será definitiva.


Eso es lo que precisamente argumentan los policías para pedir dinero. Hace dos semanas, un policía retuvo a un hombre que iba a su casa luego de una celebración. “A la 1:00 un policía me detuvo en la calle 25 de Calacoto esquina Muñoz Reyes. Me hicieron el test, pero no me mostraron que estaba nuevo, me dijeron que tenía 12 puntos de grado alcohólico cuando yo había bebido muy poco”, contó W. A.


El artículo 14 del Decreto Supremo 1347 establece que a partir de los 0,50 puntos de grado alcohólico se puede proceder a sanción. No obstante, tener 12 puntos de alcoholemia significa que una persona debería estar en coma.


A W. A. lo llevaron hasta la Estación Policial Integral (EPI) de Chasquipampa, le quitaron su licencia y le pidieron 1.500 bolivianos, de lo contrario le iban a suspender su permiso por el lapso de un año. En esa estación policial unas 15 personas más estaban arrestadas por el mismo problema. Al conversar con algunas, le dijeron a W. A. que no habían bebido nada y sólo fueron detenidas por conducir en la madrugada.


Al plantearle el asunto al director del Organismo Operativo de Tránsito de La Paz, José Antonio Caviedes, manifestó que si bien hay efectivos que incurren en estos delitos, los conductores también son parte de esto. “Si están conscientes que no han bebido por qué dan dinero, ellos son parte de la extorsión de malos policías que seguramente debe haber”, cuestionó.


Lo que recomienda el jefe policial es que los conductores denuncien a las autoridades respectivas estas acciones ilegales, que se abra investigaciones en la Fiscalía. Internamente indicó que se hacen procesos en la Dirección Departamental de Investigación Interna (Didipi).

C. L., tiene 48 años y es madre de dos jóvenes. La madrugada del 15 de abril fue a recogerlas a sus hijas y a las amigas de ambas de una discoteca en la zona Sur. Cuando regresaba a su casa con las muchachas fue retenida por dos policías en la calle 8 de Calacoto, quienes le dijeron que estaba ebria, ella les dijo que no pero aún así le quitaron su permiso de conducir.

“No me hicieron el alcotest y directamente me pidieron 800 bolivianos, sino no me devolvían la licencia. Traté de explicar que yo recogí a mis hijas pero no entendieron nada, tuve que ir a un cajero y dejarles el dinero, no me dieron ningún recibo”, relató.

Algo parecido le ocurrió a F. P., de 60 años de edad, quien fue a recoger a su esposa de una fiesta de Comadres en febrero de este año. “Antes de que llegue al lugar me detuvieron los policías, me hicieron la prueba y salió, según ellos, 0,7 de grado alcohólico. Yo no bebo porque estoy enfermo. Les reclamé, comencé a gritarles y eso fue suficiente para que me pidan 2.000 bolivianos, sino suspendían mi licencia”. Recogió a su esposa y sacaron el dinero para entregárselo a los uniformados.

En Tránsito se desconocen estos cobros al margen de la norma, no llegó ninguna denuncia ni información al respecto.

Uniformados denuncian que son maltratados

Tres policías de Tránsito fueron entrevistados por Página Siete, quienes afirmaron que durante los controles nocturnos que realizan son constantemente maltratados por los conductores.

“Siempre nos echan la culpa a nosotros, nos acusan de gritarles, pero los conductores son quienes abusan en muchos casos. No podemos preguntarles nada, nos gritan, nos insultan”, afirmó el sargento E. M. P.

Asimismo, su camarada que varias veces hizo controles en el centro de la ciudad añadió que son los mismos choferes quienes les ofrecen dinero para no ir a las oficinas de Tránsito. “Se quieren librar del control como sea, muchas veces ofrecen dinero para no ser arrestados, muchas veces ellos nos gritan y luego se escapan en sus coches”, indicó.

El maltrato incluso llega a la discriminación. “Nos insultan, nos tratan como si fuéramos una basura, nos discriminan por el color de piel, por llevar el uniforme. Cada insulto nosotros lo tenemos que aguantar para cumplir con el deber”, dijo T. T. Q.

Procedimiento legal
Esta es la cadena de acciones que debe seguir un oficial de Policía cuando sorprende a un conductor en estado de ebriedad en vía pública.



1 Cuando identifiquen a cualquier persona en plena infracción (en este caso embriaguez), los policías deben trasladarla al centro policial más cercano para registrar e imponer la sanción respectiva, sin que ello implique un arresto (Art. 5 del DS 1347).
2 Si el conductor está con el grado de alcohol permitido, es decir por debajo de 0,50, no comete una falta, por lo que debe seguir su camino. Es importante que exija el examen de alcoholemia y advierta cualquier alteración en el proceso del test.
3 Según la falta cometida, la Policía entregará una papeleta para el cumplimiento de la sanción, la cual debe tener: nombre completo, carnet, fecha y lugar, descripción del hecho, sanción, monto de la multa (si es el caso), número de la cuenta (Art. 7).
4 La sanción de inhabilitación temporal o definitiva de la licencia de conducir será mediante una resolución de Tránsito, puesta en conocimiento de las instancias respectivas. En ningún caso se aplica la petición de dinero para evitar las sanciones (Art.16).
5 Las sanciones correctivas que se aplican cuando a una persona se le inhabilita su licencia de conducir por un año son trabajos comunitarios que debe cumplir por 10 horas y la asistencia a programas formativos a cargo de la Policía, también por 10 horas.

 
Imágenes tomadas de la Fuente o de Internet.



blog comments powered by Disqus

Noticias Anteriores
Enlaces Bolivia Hecho en La Paz - Bolivia por ®Khainata - Web Designers Arriba